Un gran impacto en redes sociales es lo que ha generado el caso de una conmovedora historia de un perrito que estuvo esperando  a su dueño echado en el hospital donde su dueño falleció.

El caso ocurrió en Perú, donde se viralizó tanto la foto del animal que su historia llegó al corazón de una familia que no dudaron en ir al rescate. Así fue como el perrito fue adoptado.

La nueva familia ha publicado fotos con “Ramsés” quien se ve contento y disfrutando de una nueva oportunidad de ser feliz con sus nuevos amos. Sin embargo, el trabajo no fue fácil. “Lo encontramos tendido en el piso. Había otras personas que habían llegado a verlo, pero nos dijeron que llevaban 40 minutos ahí y ni con comida lo podían mover. La señora del restaurante hasta comentó que parecía que el perrito se había dejado morir de pena”, comentó la mujer y Carlos agregó que “le toqué su cuellito, le dije ‘¡Hey!’ y así se levantó. La gente decía ‘¡Esto es un milagro! y luego me senté en el piso para estar a su altura, él empezó a mover la cola y le dije a Magaly ‘ya está, lo llevamos’, y eso hicimos”.

Ramsés fue llevado al veterinario y finalmente fue adoptado. Cuenta actualmente con dos hermanas perrunas Isis y Arena.