Una joven de Colombia llamada Yudi Pineda trabaja hoy en día como una modelo erótica de webcam, tras ser seleccionada en un casting al que se presentó. Pero esta chica llego allí luego de una etapa en su vida que no tenía nada que ver con lo que hoy en día desarrolla y que le genera ganancias por cerca de 2.500 dólares cada 15 días.

Pineda era monja. Si, leyó bien. Si quiere lea nuevamente. Era monja. Con 10 años, la joven ingresó a un convento donde, según señalo a Caracol Radio e Infobae, se sentía demasiado contenta. Sin embargo, se enamoró del profesor que dictaba las clases de catequesis para los menores que iban a hacer la primera comunión. Fue ahí donde ella decidió que no podía continuar.

Hoy en día, trabaja como modelo erótica. Un sacerdote de su iglesia trato de cambiar su pensamiento con respecto a la actividad que desarrolla hoy en día, pero no fue convencida. Según Yudi, es un trabajo digno y artístico, y dice que sigue confesándose producto de las actividades que realiza.