Fue en Arabia Saudita donde un médico tomó una drástica decisión luego de que fuera agregado a un grupo de whatsapp y siento de mensajes acabaran con la memoria de su equipo y al parecer, también con su paciencia. Tanto así que este doctor demandó al administrador del grupo al que había sido agregado, alegando que no habían pedido su consentimiento para ser agregado a dicho grupo de donde obtuvo ciento de mensajes inútiles y molestos.

Todo ocurrió luego de un viaje a La Meca, la ciudad natal de Mahoma y lugar de peregrinación musulmán, para cumplir con el Hajj, el viaje que los seguidores del islam deben realizar al menos una vez en la vida.

Durante 24 horas, el médico vigiló todo lo que le llegaba al celular, y decidió presentar el libelo contra el creador del grupo de WhatsApp, aunque el sitio Okaz asegura que la demanda podría ser desestimada por falta de perjuicios al ser agregado.