Un hecho insólito. Así fue como lo catalogó Paul Davids a través de un video emitido a sus fans. Pues bien, pensó que lo había visto todo sobre sistemas de derechos de autor en Youtube. Pero se equivocaba.

El ‘youtuber’ holandés suele aparecer en sus videos tocando acordes de guitarra, comparando diferentes instrumentos y enseñando técnicas musicales.

“Probablemente, como todos los ‘youtubers’ que hay por ahí, recibo de vez en cuando un email diciendo que estoy infringiendo derechos de autor del material de alguien”, explicó en un video dirigido a sus más de 625.000 suscriptores.

Pero en uno de esos mensajes, YouTube le advertía de una violación de copyright “un poquito diferente”: había infringido los derechos contra sí mismo.

“Cuando dijeron de qué canción se trataba, fue bastante chocante”, recuerda Paul.

“Alguien tomó mi pista, añadió letras y acordes de guitarra para hacer su propia melodía y la subió a YouTube. ¡Pero fui yo quien recibió el aviso de infracción de derechos de autor!”.

Paul fue acusado de plagiar su propia música. Y, lo que es peor, todo el dinero que estaba ganando gracias a ese video sería dirigido ahora a la persona que había copiado su contenido.

Gentileza: T13.cl